Buscar en este blog

22 nov. 2011

Sí, sabemos quien fue Roca (3º parte)


De Huellas de Ranqueles

Por Susana Dillon

Y para finalizar viene muy oportuna la cita de Luis Franco sobre estos temas:
"Sin duda a Sarmiento y a Alberdi, como a Martí, más tarde les faltó el ojo avizor, o el valor o el tiempo para ver la verdad más subterránea: que todo gobierno de clase, implica, fatalmente una dictadura oligárquica o sea, que bajo el biombo democrático y parlamentario, la clase poseyente gobierna por sí y para sí y el pueblo elige lo que le mandan elegir", que se ajusta como un guante a la realidad presente, en que no solamente se ha segregado a nuestros aborígenes sino millones de argentinos que han quedado fuera del sistema.
Antes les tocó a los indios, ahora les toca a los argentinos pobres.
"Tengamos presente: recordar es mirar para adentro", es estar advertidos de que ya antes hubo quien sufrió y quedó en el camino. Solo los pueblos con memoria sobreviven.
Estos artículos precedentes son una recopilación de lo que se dijo de los mapuche-ranqueles en épocas en que aún las tribus habitaban y guerreaban por sus tierras. La gran mayoría de los que aquí opinan son sus contemporáneos, con quienes a veces tuvieron trato amistoso y otras estuvieron divididos por la constante guerra desatada para arrebatarles las tierras con la excusa de llevarles la civilización y el progreso.
Hay opiniones de viajeros, científicos y extranjeros, de políticos y también de militares que los combatieron y les reconocieron valores admirándolos aún como enemigos.
La lectura de estos trozos, en su gran mayoría cartas, son el mejor homenaje que se le pueda rendir a este pueblo.
No olvidemos que varias generaciones de sus descendientes están aún esperando justicia por el arrebato de sus tierras y por el menosprecio de su cultura.
Ellos son los primeros paisanos que tuvo nuestra patria, por lo tanto con nuestros mismos derechos.
Sólo cuando los hayamos reconocido como nuestros iguales sabremos a ciencia cierta lo que es nuestra identidad.